10 nombres de marca con mucha historia

Descubre 10 nombres de marca con un gran storytelling detrás.

Si hay algo especialmente interesante en algunos de los nombres de marca más famosos y reconocibles del mundo, son sus historias. Cada marca tiene la suya propia, plagada de sorprendentes anécdotas, casualidades, serendipia o personajes inesperados dispuestos a expulsar de tu cabeza cualquier idea preconcebida.

El storytelling de tu nombre de marca puede ser así de estimulante y curioso. Pero, sobre todo puede ser una historia de éxito, si decides confiar en una agencia de naming profesional.

:{)

Pero esa es otra historia, ahora toca conocer los motivos por los que marcas como Google, Virgin o Adidas se llaman, precisamente, así.

1. Nike: la victoria de un gran nombre de marca

Seguramente sea, la de Nike, una de las historias de nombres de marca y logotipos más famosas. Entre otros motivos, en España, por el conflicto que tuvo Nike con una marca de ropa que había registrado el nombre de marca en nuestro país.

Pero vayamos al origen del nombre de marca de Nike. Allá por 1968 Phil Knight y Bill Bowerman, tras una experiencia previa como distribuidores de las zapatillas japo Onitsuka Tiger, decidieron crear su propia marca de calzado deportivo.

El nombre de marca Nike tuvo su origen en la diosa griega de la victoria, Niké, a la que históricamente se atribuían 2 grandes poderes: la velocidad (muy vinculada al atletismo) y la destreza en las actividades físicas.

Tres años después de que Phil Knight decidiese el nombre de us marca de zapas, la diseñadora gráfica Carolyn Davidson, se inspiró para crear el logotipo en la forma de las alas de la diosa NIké, tal y como aparece representada en la celebérrima escultura «La Victoria de Samotracia» del Museo del Louvre.

A partir de aquella combinación de nombre de marca y logo, Nike construyó una maravillosa historia de éxitos desde un punto de vista de branding, pero también comercial.

2. Virgin: no se puede ser más franco

Seguramente el de Virgin, sea uno de los nombre de marca más audaces de la historia. Pero también uno de los más francos y sólidos de las últimas décadas.

El nombre de esta compañía, fundada por el extravagante Richard Branson, comenzó vinculado al mundo de la música. Pero ha acabado conquistando el mundo de las líneas aéreas o las telecomunicaciones, guiado por la arrolladora personalidad de su creador.

El propio Richard Branson, reconoció en su autobiografía que el nombre de Virgin surgió de un brainstorming en el que alguien, con total transparencia, reconoció que todos los presentes eran «totalmente vírgenes en ese negocio»… algo que hoy ya no pueden decir, ahora que la marca sigue más viva y vigente que nunca.

3. Ebay: un nombre con leyenda, más que historia

A pesar de esa curioso mito que puedes leer en multitud de blogs que cuenta que el nombre de marca Ebay proviene de la supuesta obsesión de su fundador Pierre Omidyar con el ébola. Lo cierto es que en 1997, tras haber creado la plataforma de subastas Auction Web, Omidyar decidió cambiar el nombre de esta empresa a Echo Bay Technology Group, que era el que tenía su consultora.

Como en ocasiones suele pasar, cuando fue a registrar el domino echobay.com para ofrecer el servicio de subastas y ventas online, se encontró que una compañía minera de la zona, Echo Bay Mines, ya lo tenía en uso.

Pierre Omydar no tuvo más remedio que buscar una alternativa que finalmente fue ebay.com. Un dominio que acabaría marcando el futuro de la marca y la compañía.

4. Google: un error que ha pasado a la historia

Allá por 1998, cuando Larry Page y Sergey Brin buscaban un nombre para su nuevo buscador que les ayudase a transmitir la infinidad de resultados que eran capaces de mostrar, se encontraron con el término Gúgol (Googol en inglés) acuñado en 1938 por el matemático Edward Kasner. Un número inmensamente grande que representa 10 elevado a 100 (100 ceros seguidos de un uno)

Un estudiante de Standford llamado Sean Anderson, que ayudaba a Larry y Sergey a registrar el dominio, buscó por error Google.com en lugar de Googol.com. A Larry Page le gustó aún más ese nombre y, como tal, fue el que pasó a la historia de los negocios online.

5. Adidas: la marca hermana de Puma

Es curioso como dos hermanos pueden ser los responsables de 2 grandes marcas deportivas como Adidas y Puma. Adolf y Rudolf Dassler dirigían conjuntamente una fábrica de calzado, pero… el roce hace el cariño, y a veces también las diferencias.

Así que llegó el momento de que cada uno siguiese su camino empresarial por separado, con su propia marca. Adolf decidió crear para su nueva marca un nombre acrónimo, compuesto mediante la unión de letras o sílabas de varias palabras.

En este caso Adidas se construyó por la acronimia del prefijo «Adi» (como llamaban familiarmente a Adolf sus amigos ) y la sílaba «Das» proveniente de su apellido Dassler.

Del origen del nombre de marca Puma, de su hermano Rudolf, hablaremos en futuros post.

6. Nokia: la marca que conectó un río, un pueblo y millones de personas

Esta es una historia curiosa de uno de los nombres de marca toponímicos más curiosos. El origen de todo está en el río finlandés Nokianvirta, alrededor del cual empezaron a construirse, a finales del siglo XIX, algunas fábricas de papel.

Las fábricas atrajeron a miles de trabajadores que decidieron fundar una pequeña ciudad cerca de su nuevo puesto de trabajo a la que llamaron Nokia.

Años después, la fabricación de papel dejó de ser tan rentable y una de esas compañías decidió cambiar esta actividad por la fabricación de terminales móviles, tomando el nombre de aquella pequeña ciudad junto al río: Nokia.

7. Häagen-Dazs: un nombre de marca 100% inventado

Hay nombres de marca evocativos que son creados 100% adhoc. Este es el caso del complicado «Häagen-Dazs» una celebérrima marca de helados que suena totalmente escandinava, pero cuyo sabor y origen son plenamente norteamericanos.

Los fundadores de HäagenDazs fueron Rose Mattus y Reuben Mattus, un matrimonio de emigrantes polacos que se habían establecido en EE.UU. y que vieron la oportunidad de aprovechar el especial atractivo que sentían los estadounidenses por los productos europeos como el queso francés o el vino italiano.

Rose le estaba dando vueltas a varios nombres de marca que podían transmitir ese «savoir faire» europeo hasta que dió con su propuesta favorita «Häagen-Dazs«. Aunque el nombre no tenía ningún significado, sonaba totalmente europeo y terminó demostrando que la complejidad en la escritura o su imposible deletreo aportaban una clase y estilo propios, capaces de atraer al gran público.

8. Chupa Chups: uno de esos nombres de marca creado por los propios consumidores

Enric Bernat, creador del Chupa Chups, era un adelantado a su tiempo y tenía las cosas muy claras. Había tenido la gran idea de añadir un palo a los caramelos, pero necesitaba un nombre ambicioso que le ayudase a cumplir su sueño de crear un emporio comercial de las dimensiones que había construido Coca Cola en el mundo de las bebidas.

Inicialmente llamó al producto «Gol» basándose en la forma esférica del caramelo, idéntica a la del balón de fútbol. Pero Bernat no solía conformarse con la primera ideas, así que decidió contratar a una agencia de publicidad de Barcelona que le hizo 3 propuestas: «Pals», «Rols» y «Chups»

Bernat se decantó por Chups y creó una pegadiza campaña de cuñas de radio donde se repetía el mensaje «Chupa Chups» incesantemente. Tal fue el éxito de las cuñas, que miles de niños acudieron en masa a las tiendas y colmados a pedir el producto con ese nombre compuesto. «Chupa Chups»

Posteriormente, el logotipo de «Chupa Chups» lo diseñó Dalí… pero esa es otra historia en la que profundizaremos en otros posts de este blog de naming.

9. Camper, un nombre de marca de andar por… el campo

En 1975 nacía en Inca (Mallorca) una de las marcas más internacionales de nuestro país: Camper. Su creador Lorenzo Fluxà, descendiente de una arraigada familia de zapateros, consiguió aunar la artesanía tradicional del calzado mallorquín con el diseño vanguardista y el estilo que marcaría una época en la moda.

¿De dónde proviene el nombre?

El nombre de esta marca de zapatos es puro origen.

«Camper» es la palabra mallorquina utilizada para denominar a los campesinos. Considerando su estilo y forma de vida, Lorenzo Fluxà pensó que era una palabra y concepto que transmitían a la perfección todos los valores de autenticidad y saber hacer del producto.

El primer modelo de zapatos creado por Camper fue fiel también a esta filosofía y se inspiró en el calzado que empleaban los «campers» mallorquines. Su nombre fue «Camaleón»

¿Curioso que algo tan rural pueda sonar tan trendy cuando la marca comercializa sus productos a nivel internacional, no?

La magia de las palabras. Justo eso.

10. Skype: simplificando el nombre al máximo

Menos es más. Y en el extraño universo del naming y el nombre de las marcas también impera esta regla.

Inicialmente el nombre de este servicio de videollamadas que todos hemos usado alguna vez era «Sky Peer-To-Peer» (el cielo de igual a igual sugiriendo un intercambio de archivos o aplicaciones al mismo nivel como en resto de servicios P2P)

Con el tiempo, sus creadores se dieron cuenta de que el nombre era demasiado largo y complejo. Así que decidieron acortarlo «Skyper» mucho más eufónico y pegadizo.

Finalmente y siguiendo esta tendencia hacia la simplicidad, el nombre de marca perdió la «r» final hasta convertirse en «Skype» la app que casi todos llevamos en nuestro Smartphone y tenemos instalado en nuestro desktop.

¿Quieres que tu nueva marca tenga un nombre que defina su propia historia?

Google, Nike, Camper, Chupa Chups son grandes ejemplos de nombres que se han convertido en un gran activo para algunos de los más grandes emprendedores del mundo y sus compañías.

Si quieres dar el primer paso para convertir tu negocio y tu marca en un éxito, confía en una agencia de naming profesional.

Porque un buen nombre lo cambia todo.

Imagen de Olivier Collet on Unsplash

Deja una respuesta